Las claves para entender por qué la OPEP deja que el precio del petróleo se derrumbe a pesar de estar en mínimos

 

OPEP - Precios del Petroleo Jorge Neri Bonilla - Francisco Neri Bonilla

Por qué se reúne la OPEP?

El cártel de países se une cada seis meses para analizar la coyuntura del mercado y decidir posibles estrategias para dirigir el precio hacia un lado u otro. En el sector petrolero ha funcionado tradicionalmente la “teoría del rebajo”. Así, Arabia Saudí como principal productor de la OPEP con una cuota del 31,2 por ciento del cártel de países ha sido quien tradicionalmente ha marcado la agenda y los cambios en sus niveles de producción se han hecho notar en los precios. Por tanto, la producción de crudo de la OPEP es un factor importe que afecta a los precios del petróleo. En los últimos años, su hegemonía se ha visto alterada por un jugador importante: Estados Unidos, que ha conseguido superar a Arabia Saudí y Rusia como mayor productor de combustible del mundo.

Si Arabia Saudí ha perdido parte de la hegemonía, ¿por qué todos los expertos están pendientes de la OPEP?

La fuerza de la OPEP supone en torno a un 35,5 por ciento de la oferta mundial. Sus decisiones influyen directamente en el mercado. De hecho los precios del petróleo subieron ayer más de un 2 por ciento por la expectativa de que tomara alguna decisión sobre intervenir el mercado. La caída de hoy se produce después de la reunión del cártel de países en Viena, en la que se filtró un eventual incremento de la cuota de producción hasta los 31,5 millones de barriles desde los 30 millones de barriles fijados en 2011. Tras esta decisión, que no ha sido confirmada por la OPEP, el contrato de futuros del West Texas cayó un 2,95 por ciento, hasta los 39,87 dólares, y el del Brent retrocedió un 2,33 por ciento, hasta los 42,82 dólares.

¿Por qué Arabia Saudí, y por ende la OPEP, no interviene para impedir el desplome de precio a pesar de que pone en peligro su economía?

Es en este momento cuando hay que echar la vista atrás y recordar cómo en otras ocasiones esta organización se ha negado a contener la bajada de precios con el fin de eliminar del mercado a nuevos competidores. Y es que en un momento donde EEUU está logrando la autosuficiente energética y sus importaciones de petróleo se han situado en el nivel más bajo de los últimos 29 años, el panorama de la oferta y demanda se encuentra en un punto de no retorno. Por ello, Arabia Saudí quiere sacar del mercado a los productores independientes de esquisto estadounidense, pero también quiere hacer inviable los nuevos campos de arenas bituminosas de Canadá y los proyectos en aguas profundas. Cualquier recorte en la producción de la OPEP daría un impulso inmediato a los precios, aunque sólo de forma temporal, según los analistas. La medida beneficiaría a los países productores que compiten con el cártel.

¿Todos los países miembros de la OPEP están de acuerdo con esta estrategia?

No, de hecho, tanto Ecuador como Venezuela han pedido en varias ocasiones reducir la producción para equilibrar los precios. El problema es que no se ponen de acuerdo en quién debe reducir producción. Arabia Saudí y los aliados del Golfo Pérsico han declarado que recortarían su producción sólo si Irán, Irak y otros productores lo hacen. Irán rechazó el llamamiento de Arabia Saudí de recortar la producción, alegando que seguiría adelante con sus planes de aumentar la producción en 1 millón de barriles al día una vez que Occidente levante las sanciones el próximo año. Además, los países productores que no pertenecen a la OPEP como Rusia no se muestran dispuestos a coordinar la producción e Irak produce a niveles récord para poder financiar la guerra que mantiene con el Estado Islámico.

¿En qué medida las finanzas de estos países se ven comprometidas?

Arabia Saudí también está sufriendo en esta guerra de precios, pero también Emiratos Árabes Unidos y Kuwait, ya que deben mantener una agenda de gasto gubernamental exigente, aunque cuentan con amplias reservas de divisas y fondos soberanos para capear el temporal por largo tiempo, a la espera de que los productores marginales quiebren y los proyectos con costes muy elevados sean cancelados, como ya ha ido pasando en los últimos meses. No obstante, el Fondo Monetario Internacional cree que la potencia del Golfo puede quebrar en cinco años si no toma medidas drásticas y ha estimado su déficit en 160.000 millones de dólares o el 21 por ciento de su PIB.

¿Cómo afecta la geopolítica en estas decisiones?

Arabia Saudí se ve a sí misma inmersa en un conflicto por la influencia política en regiones como Siria y Yemen, con su socio Irán. Riad teme que Teherán se convierta en el mayor beneficiario de un recorte de la producción, ya que obtendría más clientes. Los aliados de los saudíes en el Golfo Pérsico también recelan de Irán. Por su parte, Irán cree que países como Arabia Saudí se han beneficiado a su costa, aumentando la producción para abastecer a clientes iraníes mientras Teherán estaba sometido a sanciones internacionales, según un análisis de Wall Street Journal.

¿Qué papel juega China?

Todos estos países miran de reojo a China y a su industria petrolera, que se ha transformado en un mayor relevante, y ano sólo del petróleo, sino que se ha convertido en una pieza fundamental al haber comprado deuda soberana de diferentes países, emitir créditos y hacer fuertes inversiones en países ricos en commodities. De hecho, el gigante asiático es ya el segundo socio comercial de América Latina tras Estados Unidos.

¿Cómo se está adaptando EEUU a esta caída de precios?

El mercado no supo ver la capacidad de resistencia del esquisto de EEUU, que incluso con un precio del barril por debajo de los 50 dólares ha continuado produciendo. El avance de la tecnología ha hecho posible esta elasticidad. No obstante, el número de plataformas petrolíferas activas se ha desplomado allí en un 60 por ciento desde 2014 y se encuentra en mínimos de los últimos cinco años, según Baker Hughes. Las últimas proyecciones del Departamento de Energía de EEUU sugieren que la producción de esta potencia caerá en medio millón de barriles en 2016 hasta alcanzar los 8,77 millones de barriles el año que viene.

¿Qué proyectos son rentables a 40 dólares?

Según los expertos, la resistencia de Estados Unidos se está comenzando a ver comprometida. En concreto, con un crudo a 40 dólares solamente hay utilidad positiva para Oriente Medio, los campos tradicionales rusos, Venezuela y México, así como para algunos operadores de bajo coste en Estados Unidos que tendrían una ganancia nula o una pérdida menor. El resto de los actores pueden verse en una situación crítica y los expertos han mostrado su preocupación en varias ocasiones por la resistencia financiera de las empresas estadounidenses que han obtenido fondos para los proyectos de shale mediante emisiones de bonos y se han rebajado sus calificaciones crediticias.

Jorge Neri Bonilla

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: